Tribus de las montañas, encantadoras!

VISITAR UNA COMUNIDAD INDÍGENA ES UNA OPORTUNIDAD ÚNICA DE CONOCER OTROS MUNDOS                             

En Tailandia conviven numerosas comunidades indígenas, grupos de distintas étnias que mantienen su identidad y sus costumbres en un mundo cada vez más homogéneo. Aquí se les conoce como las Tribus de las montañas. 

La más famosa es la Padong por los llamativos cuellos de las 'mujeres jiraf'a, calificativo que se justifica por el collar dorado que lucen y que parece estirarse sin fin, si bien hay muchas otras incluso más interesantes.

TRIBUS-1-grande-naai.jpg
TRIBUS 2.jpg
TRIBUS-3b.jpg
TRIBUS-4.jpg

Hay diferentes maneras de visitar una de estas tribus dependiendo del tiempo disponible y los intereses del viajero:

Una visita corta dentro de un itinerario más amplio para ver uno de los poblados y a sus habitantes.

La estancia en un resort moderno bien integrado en una comunidad Hmong o Lahu y atendidos por ellos, en el que se pasa la noche en una habitación privada. De esta manera es posible un contacto más personal con toda la comunidad, visitando, por ejemplo, la escuela o al chamán del poblado. 

La estancia en una familia de una de las tribus o homestay, en su vivienda habitual dentro del poblado, ya sea esta Karen, Akha, Lisu, Shan, Lahu, etc.

Aunque requiere un poco más de tiempo, lo que define esta forma de viajar no es la duración de la estancia sino la actitud de unos y otros, quien llega tiene ganas de conocer gente con formas de vida distintas, mostrando interés, flexibilidad y respeto, y quien recibe lo hace con agrado y hospitalidad.

A partir de aquí, se le ofrecen una interesante variedad de actividades en la naturaleza, con la comunidad respectiva y para visitar la zona, como puede ser el Triangulo del oro en Chiang Rai o los campos de arroz de la romántica Mae Hong Son.

 

 

 

 

 

 

Contacta

Envíanos un mensaje